México y Estados Unidos al filo del aguacate: Resuelto el conflicto tras tensiones

En un reciente episodio diplomático entre México y Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció nuevamente sobre la delicada situación que enfrentaron las exportaciones de aguacate michoacano hacia el país vecino, luego de que se suspendieran temporalmente las operaciones debido a un incidente en el municipio de Paracho.

Durante la conferencia matutina del lunes, conocida como la «Mañanera», el mandatario mexicano abordó el tema con una mezcla de alivio por los avances en las negociaciones y críticas hacia la administración estadounidense. López Obrador celebró los progresos alcanzados para la reanudación del tránsito de mercancías, destacando la visita del embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, a Michoacán como un paso positivo hacia la normalización.

El conflicto se desató cuando inspectores del Departamento de Agricultura estadounidense fueron agredidos durante un bloqueo policial en Aranza, desencadenando la suspensión temporal de las exportaciones de aguacate. El presidente mexicano lamentó que estas acciones hayan dado lugar a una interrupción en las relaciones comerciales, subrayando que se podrían haber evitado con un mejor diálogo y respeto mutuo entre ambas naciones.

Además, López Obrador no escatimó críticas hacia la Casa Blanca, acusando al Gobierno de Joe Biden de haber actuado de manera unilateral en este asunto. «Nosotros le pedimos al gobierno de EEUU primero que no actuara de manera unilateral. Llevamos muy buenas relaciones estamos trabajando de manera conjunta y no es ese el modito», expresó el presidente, enfatizando la importancia de consultar y dialogar antes de tomar decisiones que afecten la cooperación bilateral.

El presidente explicó que el incidente ocurrió cuando los inspectores intentaron pasar el bloqueo policial durante una protesta de policías locales, generando un altercado verbal que desencadenó las medidas de suspensión por parte de Estados Unidos. A pesar de este contratiempo, López Obrador destacó que las buenas relaciones entre ambos países permitieron resolver el problema rápidamente, aunque advirtió sobre los precedentes negativos que este tipo de incidentes pueden dejar en la relación bilateral.

Finalmente, el mandatario se mostró optimista respecto a una pronta solución, agradeciendo la intervención del embajador Ken Salazar y reiterando el compromiso de México para mantener una relación comercial constructiva con su vecino del norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *