Plan de Sheinbaum: Cambios en SSPC con integración de GN a Sedena: Zaldívar

En el marco de los ajustes propuestos ante la posible integración de la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas, Arturo Zaldívar, ministro en retiro y cercano colaborador de Claudia Sheinbaum, reveló detalles del plan que la virtual presidenta electa tiene para reconfigurar la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Zaldívar, quien compartió la información bajo reserva, detalló que Sheinbaum contempla modificar la estructura de la SSPC para que, una vez que la Guardia Nacional forme parte del Ejército, la secretaría concentre sus esfuerzos en labores de investigación e inteligencia en la prevención y combate a la delincuencia, particularmente al crimen organizado.

«La idea que se tenía es reconfigurar la Secretaría de Seguridad, a efecto de que desde ahí pueda también realizar una labor de investigación y de inteligencia en materia de prevención y combate a la delincuencia», explicó Zaldívar en una entrevista con Manuel Feregrino en Radio Fórmula. Además, mencionó que esta nueva estructura estaría enfocada en coordinarse estrechamente con la Fiscalía General y el Poder Judicial para fortalecer las estrategias de seguridad y justicia en el país.

Aunque no se ha confirmado quién será el titular de la SSPC bajo la administración de Sheinbaum, Zaldívar indicó que Omar García Harfuch, electo senador y exsecretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México durante la gestión de Sheinbaum, es uno de los nombres que se perfilan para ocupar dicho cargo.

Debate y críticas ante la posible integración de la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas

La propuesta de Claudia Sheinbaum de que la Guardia Nacional pase a formar parte de las Fuerzas Armadas ha generado diversos puntos de vista y opiniones encontradas entre los actores políticos y la sociedad civil.

Por un lado, defensores de esta iniciativa, como el presidente Andrés Manuel López Obrador, celebran la continuidad de esta propuesta en el Congreso, argumentando que fortalecerá la capacidad operativa y la coordinación en materia de seguridad nacional.

Sin embargo, opositores políticos han expresado preocupaciones sobre los posibles riesgos y desafíos que podrían surgir de esta integración. Entre las principales preocupaciones se encuentran el entrenamiento militar para personal civil encargado de tareas de seguridad ciudadana, así como la falta de transparencia y rendición de cuentas en las operaciones que realicen las fuerzas de seguridad bajo esta nueva estructura.

El debate sobre la integración de la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas continuará en el ámbito legislativo y entre los diferentes sectores de la sociedad mexicana, mientras se espera que Claudia Sheinbaum concrete los detalles de su plan de seguridad y protección ciudadana para los próximos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *